sábado, 7 de mayo de 2011

Excalibur, La espada de la leyenda.

Todo caballero necesita una espada... pero, ¿qué pasa si es la espada la que escoge a su dueño? Esto fue exactamente lo que pasó con la cantarina Excalibur, la que rompe el acero. Pero, ¿Cómo llegó a manos de Arturo?.

Mucho se ha escrito sobre el origen de la que rompe el acero, pero hay dos versiones que destacan de todas estas. La primera habla de Excalibur como la espada sacada de la piedra por Arturo, y la segunda, como la espada confiada al joven rey por la Dama del Lago. Un vistazo por ambas versiones nos hará dar cuenta de por qué es la segunda la más aceptada actualmente dentro de la literatura.


Excalibur como la espada de la piedra.


El Rey Uther Pendragon durante la fiesta de Pentecostés se enamoró perdidamente de Igraine, nacida en Avalon y amada esposa del duque de Tintagel, Gorlois. Durante esa fiesta, el rey pidió a la mujer dormir con él, cosa que ella rechazó, pues amaba a su esposo. La mujer, escandalizada, acudió a su esposo de inmediato y le pidió que regresaran a su castillo pues el rey le estaba pidiendo cosas indecorosas. El duque aceptó de buena gana, y se retiraron en cuanto la etiqueta se los permitió.

Uther, decepcionado, habló con el mago Merlín, cuyas artes mágicas superaban las de cualquier otro, y le explicó su situación. Este aceptó a ayudar al rey a yacer con la esposa del duque con una sola condición:

“La primera noche que poseas a Igraine, ella quedará en estado; cuando ese niño nazca deberás entregármelo para que yo lo críe y cuide de él”.

Dicho y hecho, aquella misma noche el rey, haciéndose pasar por el duque -que había perecido en batalla unas horas antes- gracias a las artes mágicas de Merlín, fue al castillo e Igraine, pensando que era su marido, yació con él. Posteriormente, el rey desposó a la viuda de Gorlois

Nueve lunas pasaron antes de que la nueva Reina diera a luz a un varón al que, la misma mañana de su alumbramiento, sería entregado a Merlín disfrazado de anciano.

Los años pasaron tranquilos para el pequeño Arturo, viviendo en casa de un fiel y humilde caballero, Héctor, su esposa y Kay, quién sería su hermano de leche. Merlín actuaba como su tutor, enseñándole todo lo que un futuro rey debería saber, inclusive un poquito de su magia.

Pero el final de la era de Uther Pendragón debió llegar a su fin. Y Merlín, cumpliendo su deber, enterró una espada poderosísima en un yunque de acero sobre una roca y la acomodó en el centro de la catedral de St. Paul. Quién pudiera sacar la espada de su lecho, sería el legítimo rey de Inglaterra.

Camino a las justas, Kay se fijó que no traía su espada y Arturo, como su escudero, fue el encargado de ir a buscarla a la posada. Lamentablemente estaba cerrada, pero el pequeño, sin querer dejar a su hermano sin participar de las competencias decidió ir a buscar la espada que había en la catedral para él. La empuñó con firmeza y al levantarla, la hoja se deslizó suavemente fuera de su prisión. El niño, entonces, corrió a entregar la espada a su hermano quién, al notar la espada que llevaba el niño, enseguida se postró a sus pies, al igual que el noble Héctor.

Hasta acá, ambas versiones son idénticas, (al igual que en la última parte, donde la espada desaparece) pero ojo, que para la primera versión, esta es la legendaria Excalibur, que, sin embargo no es la misma que en la segunda.



Excalibur como la espada entregada a Arturo por Niniana


Habiendo pasado años de paz y guerra, Arturo reunió un grupo de sus caballeros más fieles para dar una fiesta. Hacia el término de esta, un caballero en su cabalgadura ingresó al castillo, con el cuerpo de Sir Miles anunciando la presencia de un caballero negro que bloqueaba la entrada del Bosque Siempre Verde. Se apresuró entonces Guifelet, escudero de Kay a pedirle al rey que lo nombrara caballero para vengar la muerte del hombre. El, luego de oírlo, lo consintió y, poniendo su espada en el hombre del muchacho, lo nombró caballero y le dio su primera misión.

Sin embargo el joven volvió poco tiempo después inconciente y fue atendido por Merlín hasta que estuvo mejor. Pero el rey no podía dejar las cosas así, se escapó del castillo y fue a cobrar venganza con su propia mano.

Tres veces cruzaron lanzas, en prescencia de Merlín, y solamente la última el caballero verde fue capaz de botar al rey y a su caballo. Este, indignado, le solicitó medirse en espadas, a lo que el caballero no pudo negarse. Tras una ardua lucha, el Caballero Negro rompió la espada del rey casi desde su empuñadura, marcándolo como vencedor. Finalmente, Arturo no venció al caballero y Merlín, evitando que este matara al rey, lo durmió.

El rey no podía quedar sin espada, de modo que cabalgaron Arturo y Merlín hacia un lago, donde reinaba el hada Niniana, aprendiz de Merlín. Subieron a una pequeña barca hasta llegar al centro del lago, desde donde un brazo surgió, sosteniendo una espada con su vaina. En el filo rezaba: “Excalibur”


Es interesante la desaparición de la espada, pues en esta, ambas versiones vuelven a coincidir.


Tras la batalla de Camlann, en la que Arturo asesinó al joven Mordret, y este hirió de muerte al rey, Arturo fue llevado a las orillas de un río por Bediviere. Ahí, apoyado en un roble, el portador de la cantarina, pidió a su fiel caballero que arrojara su espada en un lago cercano. Tomó entonces la espada el noble caballero y siguió las instrucciones de su rey, viendo como, antes de tocar la superficie, un brazo cubierto de seda blanca tomó la empuñadura de la espada, con el filo mirando al cielo, la blandió tres veces y se hundió con el acero, llevándola al interior del castillo de la Dama del Lago.

Como podemos ver, el final de la espada hace más sentido junto a la segunda versión, y no junto a la primera, ya que simboliza el fin del ciclo del reinado de Arturo, pues luego de despedir a Excalibur, este fue llevado a Avalon, para ser curado de sus heridas.


Fate/Stay Night es una serie anime y videojuego que, como historia secundaria, cuenta la vida de un Rey Arturo muy especial: Como Rey Arturia, una mujer guerrera. Aquí aparece en sus momentos finales, pidiendo a Bediviere lanzar su espada al lago.




"Excalibur" Es una película estrenada en 1981 que recrea "La Muerte de Arturo" de Sir Thomas Mallory, escrita en el siglo XV de la era cristiana. En esta parte, aparece Arturo pidiendo a Bediviere devolver la espada al lago, y luego ser llevado a Avalon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada